Una nueva instalación de autoconsumo fotovoltaico (FV) en el municipio de Balenyà, siendo la más grande de Cataluña y la segunda en España

Una nave habilitada para almacenar productos refrigerados (de 23.000 metros cuadrados de superficie), una instalación solar fotovoltaica sobre su cubierta (de hasta 650 kilovatios de potencia) y una producción estimada (890.500 kilovatios hora cada año) que supone hasta el 40% del consumo de la nave en cuestión.

SUD Renovables es la empresa que firma esta instalación solar fotovoltaica para autoconsumo, «la más grande de Cataluña», una instalación que ocupa 7.000 metros cuadrados de la cubierta de una nave que se encuentra en el municipio de Balenyà, en la comarca de Osona (Barcelona).

El sistema tiene una potencia de 650 kilovatios pico (kWp), consta de 2.454 paneles REC de 265 vatios pico cada uno y dispone de equipos inversores Ingeteam. Los paneles han sido instalados sobre la cubierta de la nave «mediante un sistema de sujeción ligero y autoportante de la empresa CSolar, que permite no tener que agujerear la cubierta».

El cliente de SUD Renovables es Bon Preu, una empresa familiar del sector de la alimentación, dirigida por la familia Font y Fabregó, que ya desarrollaba actividad comercial a principios del siglo XX. A día de hoy, Bon Preu cuenta con 212 establecimientos repartidos por toda Cataluña: 122 supermercados Bonpreu, 47 hipermercados Estallidos, 3 Iquodrive y 40 gasolineras EsclatOil. La nave de Bon Preu en la que ha sido instalado este autoconsumo FV se dedicará al almacenamiento de productos refrigerados y tiene una superficie de 23.000 metros cuadrados. SUD estima que la instalación generará aproximadamente 890.500 kWh cada año, el 40% de la electricidad que necesita el nuevo centro.

Fuente: www.sud.es

Una apuesta firme

Aparte de este autoconsumo FV, el Grupo ya dispone de nueve instalaciones fotovoltaicas en otros centros de distribución y supermercados. En total, Bon Preu alcanza con la cubierta FV de Balenyà los 1.363 kilovatios pico de potencia fotovoltaica, lo que le permite generar -según los cálculos de SUD Renovables- más de 1,8 millones de kilovatios hora cada año, «el ahorro equivalente en emisiones de gases contaminantes a la atmósfera de 1.126,80 toneladas de CO2 anuales». En el caso concreto de este autoconsumo FV (el de la nueva nave de Bon Preu-Balenyà), el ahorro en emisiones de gases de efecto invernadero superará -estima SUD- las quinientas toneladas anuales.

Relacionado:  El proyecto vasco Azkarga inaugura dos puntos de carga rápida para mejorar la movilidad eléctrica

 

La Mesa del Congreso volvió a vetar la Proposición de Ley de Autoconsumo

La Proposición fue presentada hace unas semanas por varios grupos parlamentarios, que habían consensuado un texto que derogaba el impuesto al Sol y proponía desburocratizar la tramitación administrativa del autoconsumo. El Gobierno vetó la tramitación de esa Proposición. La Mesa del Congreso pudo levantar ese veto, pero las 3 diputadas del PP (Rosa María Romero, Alicia Sánchez-Camacho y Ana Pastor, que es además la presidenta del Congreso) y los dos representantes de Ciudadanos (Patricia Reyes y José Ignacio Prendes) decidieron mantener ese veto y, así, la Proposición de Ley no será tramitada, de modo que siguen vigentes el Real Decreto de Autoconsumo y su impuesto al Sol.

A pesar de ello, el autoconsumo sigue creciendo en España, más despacio de lo que lo haría sin un impuesto de esas características, pero creciendo… a la espera de que finalmente sea derogado este impuesto, contra el que ya se han manifestado el PSOE, Unidos Podemos, el PdCat, Esquerra Republicana de Catalunya, el PNV, UPN, Coalición Canaria, Nueva Canarias, Compromís y Bildu. En total, 183 diputados, que supondría obtener una absoluta mayoría.