La fusión de Gamesa con la división eólica de Siemens, que ha sido ratificada por la Comisión Europea en Bruselas sin imponer condiciones, se hará efectiva a principios de abril, ha señalado la compañía española en un comunicado.

Gamesa y Siemens aprobaron el pasado junio el proyecto de fusión del que surgirá un “gigante eólico” de 75 gigavatios (GW), con una cartera de pedidos de 20.900 millones de euros e ingresos de 11.000 millones. La creación del mayor fabricante mundial de aerogeneradores salva el último obstáculo. Bruselas estima que la concentración no representa un problema para la competencia en un sector donde existen múltiples actores, y da vía libre a la toma de control del 59% de Gamesa por parte de Siemens mediante la aportación de activos y el pago de un dividendo de 1.000 millones de euros a los accionistas de la compañía española.

Fuente: economia.elpais.com

La investigación de las autoridades de Competencia se ha centrado en los dos ámbitos donde los activos de ambas empresas se solapan: el mercado de turbinas eólicas terrestres, sobre el que no existen preocupaciones dado que, según ha señalado “está bastante fragmentado”, y el de turbinas marinas, más concentrado, pero que según Bruselas no representa un problema. “No es probable que la operación modifique perceptiblemente la situación desde el punto de vista de la competencia”, argumenta en el comunicado publicado hoy.

Relacionado:  EFICAM da el pistoletazo de salida

El consejero delegado de Gamesa, Ignacio Martín, ha apuntado que la aprobación del organismo europeo supone estar “un paso más cerca de hacer realidad la visión de crear un líder mundial con alcance global en los principales mercados eólicos”. Además ha señalado que la fusión constituye un momento “histórico” tanto para Siemens como para Gamesa.

El comité de dirección de la compañía fusionada, formado por profesionales de ambas empresas, se nombrará y anunciará en la primera reunión que mantenga el nuevo consejo de administración del grupo. La sede del grupo se mantendrá en el País Vasco y cotizará en la Bolsa española, como hasta ahora.

Fuente: clm21.es