La compañía eléctrica Endesa y la firma de automóviles Smart (perteneciente a Mercedes Benz) han firmado un acuerdo para impulsar la movilidad eléctrica, romper barreras de entrada y conseguir que los conductores se sume a la circulación ‘cero emisiones’.

La transición al coche eléctrico es algo que la población asume cada vez con más naturalidad. Este proceso se está facilitando gracias a la llegada de una tecnología más avanzada que permite ofrecer unas prestaciones más dignas y unas autonomías mucho mejores, con un precio que poco a poco comienza a bajar, aunque aún queda bastante para equipararse con los tradicionales de combustión.

La alemana Smart acaba de renovar su oferta de vehículos eléctricos, ampliándola con la llegada de un tercer modelo a la gama, siendo la única marca que ofrece una versión eléctrica en cada una de las carrocerías disponibles. Y es que a los ya conocidos Fortwo y Fortwo Cabrio se ha unido el Forfour, todos con el apellido Electric Drive.

La eléctrica Endesa y Daimler-Benz España en representación de smart, han firmado un acuerdo de colaboración con motivo del lanzamiento de la nueva gama de modelos eléctricos de la marca, dando lugar a una serie de beneficios con los que esperan atraer a una clientela que esté pensándose la adquisición de uno de estos modelos.

El primer beneficio es la creación de una nueva tarifa eléctrica exclusiva para los clientes de estos vehículos, tarifa bautizada como TEMPO ZERO SMART. Esta tarifa tiene como mayor ventaja que los clientes de smart podrán beneficiarse en exclusiva de energía verde a precio cero, es decir, 1.200 kWh/año que la eléctrica regalará a las recargas de los vehículos realizadas entre la 1 y las 7 de la mañana, equivalentes a unos 10.000 km al año.

Relacionado:  BJC simplifica el control de persianas

Además, smart integrará en el proceso de compra del vehículo la instalación del Wallbox por parte de Endesa, un punto de recarga que contará con dos años de garantía, que incluye tres años de mantenimiento en el precio y que, para aquellos que formalicen la compra del vehículo durante el mes de marzo, será completamente gratuito. De esta manera, ambas empresas hacen su aportación para mejorar y, sobre todo, facilitar, la decisión de sumarse al mundo de la movilidad eléctrica en las ciudades.

Por último, Endesa se ha comprometido, en un proyecto de co-inversión, a lanzar una red de recarga de acceso público en las principales ciudades españolas, ampliando así los puntos de carga a partir de 2018, cuando los primeros puntos iniciarán su actividad. Estas infraestructuras estarán conectadas a un centro de control remoto a través de aplicaciones de smartphone, mejorando la economía de uso y permitirá la operación y la atención ante incidencias de manera rápida y eficaz.

Fuente: www.elespanol.com