La presencia de empresas españolas en Latinoamérica se ha incrementado un 83% en los últimos tres años debido, en gran medida, a la crisis económica española en la que “se recortaron las ayudas públicas y se aprobaron normativas que han frenado el crecimiento del sector y el autoconsumo”, que obligó al cierre de las pequeñas empresas y al “forzado salto internacional de las empresas de renovables mejor preparadas”.

Así lo indica el informe Latinoamérica y España: caminos opuestos en el fomento de las energías renovables elaborado por Xira Ruiz Campillo, profesora del Grado de Relaciones Internacionales de la Universidad Internacional de Valencia (VIU). Según el informe de la VIU, en 2016, las empresas españolas participaban en Latinoamérica en 33 proyectos relacionados con las Energías Renovables no Convencionales (ERNC), triplicando en los últimos 4 años su presencia en el mismo territorio.

América Latina se ha convertido en uno de los motores de la energía renovable en el mundo y en destino natural de empresas españolas del sector. Tres de los diez países analizados —Chile, México y Brasil— se encuentran entre los diez más atractivos para
invertir en renovables. El máximo potencial de la energía renovable en América Latina, sin embargo, está aún muy lejos de ser alcanzado, lo que junto a las políticas de fomento de las ERNC en todos los países analizados, convierte a Latinoamérica en una región interesante para invertir.

El informe analiza la evolución de las renovables en diez países latinoamericanos: Brasil, México, Chile, Uruguay, Costa Rica, Guatemala, Argentina, Perú, Panamá y Honduras, y muestra el crecimiento espectacular de las renovables, principalmente la eólica, en cada uno de estos países en los últimos diez años. En todos ellos ha habido una apuesta clara por el fomento de las ERNC que les convierte en un destino atractivo para un buen número de empresas españolas que no se pueden seguir expandiendo en España.

Relacionado:  Foro Tendencias IoT: "Energy Efficiency & Sustainability"

Según la profesora Ruiz Campillo, la mayoría de los países latinoamericanos analizados en el informe han apostado por estrategias energéticas a largo plazo y por un apoyo expreso a las ERNC, lo que les convierte en el destino natural de las empresas españolas. Según la experta de la VIU, “podemos concluir que en 2017 el negocio de las renovables seguirá en expansión, especialmente en los países de Latinoamérica”.

Fuente: www.viu.es

Las renovables, un negocio en expansión

El informe de la VIU indica también que en los países objeto del estudio, el máximo potencial de la energía renovable está aún muy lejos de ser alcanzado, lo que junto a las políticas de fomento de las ERNC a largo plazo, la creciente demanda de energía por el previsto aumento de población y de la mejora del nivel de vida, así como los recursos naturales de sus territorios, otorgan cierta estabilidad y seguridad jurídica a los potenciales inversores.

Cabe destacar que, mientras en España durante el 2015 el 37% de la producción de electricidad fue de origen renovable, en Brasil fue del 73%, en Colombia del 68%, en Uruguay y Guatemala del 94% y 68% respectivamente y se alcanzó el 99% en países como Costa Rica.