Es bien sabido que China es el centro de la industria solar global, así como su mayor mercado. Un nuevo informe del Institute for Energy Economics and Financial Analysis (IEEFA) relata cómo China domina, a parte del mercado solar fotovoltaico mundial, el mercado eólico, el de baterías de ion-litio y la inversión en energía limpia en todo el mundo.

El informe China’s  Global Renewable Energy Expansion señala que el gigante asiático en 2015 invirtió 103.000 millones de dólares en energía renovable no hidráulica y en energías asociadas de bajas emisiones, más del doble que Estados Unidos, su principal competidor.

China, recientemente y de manera creciente está invirtiendo en proyectos de energía limpia fuera de sus fronteras. El informe de IEEFA recoge once operaciones importantes a través de las cuales las empresas chinas invirtieron 32.000 millones de dólares en operaciones en el sector de energías limpias en el extranjero solo en 2016.

En el informe IEEFA destaca que China domina sobre cualquier otro país en el sector eólico, y cada vez más, ya que cuenta con cinco representantes –Goldwind, United Power, Yang Ming, Envision y CSIC– entre las diez principales empresas de fabricación de turbinas eólicas. Además, en el sector solar fotovoltaico, el dominio todavía es más abrumador si cabe al tener a cinco de los seis mayores fabricantes del mundo.

Según se especifica en el informe IEEFA, “China instalará el 36% de toda la capacidad mundial de generación de electricidad mediante centrales hidroeléctricas entre 2015 y 2021. Del mismo modo, China instalará el 40% de toda la energía eólica en el mundo y el 36% de toda la energía solar en este mismo período”.

Además, el informe documenta la importante presencia china en la energía hidroeléctrica y la energía nuclear, así como en el sector de baterías de almacenamiento de ion-litio.

El informe revela que China está asumiendo el control de grandes partes de la cadena de valor de las baterías de ion- litio, con la china Tianqi Lithium convertida en el mayor fabricante de ion-litio del mundo. Por su parte, BYD y CATL están luchando con Tesla por el liderazgo en las industrias de baterías de ion-litio y el vehículo eléctrico.

“El liderazgo y el control del sector del litio mundial que china viene desarrollando a través de la minería y el sector de procesamiento de este raro mineral, es ahora controlado en un 90% y el 72%, respectivamente, por empresas chinas después del colapso financiero de la estadounidense Molycorp en 2015,” dice el informe.

IEEFA señala otro detalle que no pasa desapercibido para los fabricantes fotovoltaicos occidentales, y es que la creciente inversión de China en la fabricación de energía eólica y solar está ayudando a reducir sustancialmente los costes. “La magnitud de la inversión interna china en energías renovables ha superado todas las expectativas, con una reducción de los costes que ha superado la paridad de red en la mayoría de los segmentos tecnológicos del mercado”, destaca el informe en la introducción.

El informe de IEEFA advierte del posible peligro que supone que los Estados Unidos abandone este sector en crecimiento, a través de su presidente electo Donald Trump y el Congreso republicano, diciendo que “El cambio presidencial en EEUU es probable que amplíe el liderazgo mundial de China en las industrias renovables en términos de tecnología, inversión, fabricación y empleo”.

Fuente: www.erenovable.com