Las elevadas densidades de ocupación en el interior del armario y la fijación de plazos muy cortos para la finalización de los proyectos son sólo dos de los retos a los que han de enfrentarse hoy en día los cuadristas. En la operativa diaria es importante que los trabajos de equipamiento interior del armario de distribución progresen a buen ritmo y que, al mismo tiempo, el armario aloje un número máximo de componentes.

Toda empresa eléctrica que utiliza armarios de distribución conoce esta situación: el armario de distribución ya ha sido elegido y se encuentra en el taller. Ahora se trata de alojar en el mismo los componentes necesarios, p. ej. sistemas de distribución de corriente, aparellajes, bornes y muchos otros, y de cablearlos entre sí. Los diferentes componentes han de estar dispuestos de forma lógica, para así obtener una instalación de distribución o una solución de automatización organizada de forma clara. Al mismo tiempo hay que tener en cuenta las normas aplicables y las instrucciones de montaje de los fabricantes de los componentes. Pero, aparte de estas condiciones marco, hay dos requisitos importantes más: disponer los componentes dentro del armario de forma que se ahorre espacio y completar el equipamiento interior con la mayor rapidez posible, porque los cuadristas están sometidos a una presión de tiempo y de costes muy grande en muchos de sus proyectos.

Mucho espacio en dos niveles

Para poder satisfacer los requisitos arriba descritos, los usuarios necesitan un sistema de armario de distribución que les ofrezca mucho espacio y, además, una gran libertad de acción al realizar el equipamiento interior. El sistema de armario ensamblable TS 8 de Rittal proporciona en este sentido muchas soluciones estudiadas que usted no encontrará en otra parte. El elemento central es aquí el perfil de bastidor con retícula unificada de 25 mm del TS 8, que dota de una gran flexibilidad a la hora de ubicar los componentes de equipamiento. Gracias a esto, prácticamente no se “regala espacio” a causa de eventuales restricciones a las posibilidades de montaje. Además, el perfil de bastidor ofrece 2 niveles de montaje en los que realizar el equipamiento. Gracias a la utilización del nivel de montaje exterior se puede ganar en el armario hasta un 15% de espacio con respecto a una solución que únicamente permite realizar el equipamiento interior en un nivel.

Total aprovechamiento de los huecos entre armarios

Asimismo, permite aprovechar de forma práctica el hueco que se forma entre los armarios ensamblables. El usuario puede montar entre cada dos armarios TS 8 ensamblables una pieza intermedia para placa de montaje y obtiene de esta forma una placa de montaje corrida cubriendo ambos armarios, que podrá equipar luego a discreción. Como alternativa se puede aprovechar también óptimamente el hueco para un canal para cables. Esto se traduce en más espacio para otros componentes sobre la placa de montaje, lo cual contrarresta el problema de las crecientes densidades de ocupación en los armarios de distribución.

Relacionado:  Gas Natural Fenosa invertirá 200 millones de euros en el desarrollo de parques eólicos de Galicia

Unos sistemas de montaje estudiados, que ahorran tiempo

La velocidad a la hora de montar tiene directamente un beneficio doble: aparte de una finalización más rápida de las instalaciones, se reducen también las necesidades de personal, lo cual repercute positivamente sobre los costes. En muchos sistemas es necesario que un segundo operario preste asistencia, por ejemplo, para montar el lateral del armario de distribución. En el TS 8 esta tarea se resuelve de forma mucho más elegante. Basta con enganchar primero en el armario de distribución el lateral, que permanece en esta posición sin que resulte necesario sujetarlo. El operario puede atornillarlo entonces muy cómodamente. Otros pasos de montaje del TS 8 – por ejemplo, el cambio de la maneta de las puertas – también se realizan conforme a este principio.

El hecho de poder ejecutar pasos de montaje sin herramientas también representa una ventaja a nivel de velocidad de ejecución. Un ejemplo en el TS 8 es el zócalo Flex-Block, cuyas pantallas laterales simplemente se encajan a presión sobre el bastidor, sin necesidad de herramientas. En los talleres de montaje que se imparten en Rittal se ha podido realizar el montaje completo del zócalo en menos de 1 minuto.

Gracias a estas soluciones estudiadas, Rittal ayuda al cuadrista a ensamblar cuadros eléctricos ahorrando espacio en el taller y a montarlos con rapidez.

Las ventajas del TS 8 a la hora de montar, de un vistazo:

• Dos niveles de montaje, para un aprovechamiento máximo del espacio, con una ganancia de espacio del 15%

• Óptimo aprovechamiento del espacio entre los armarios ensamblados mediante la ubicación de placas de montaje y canales para cables

• Montaje rápido de laterales por parte de una sola persona

• Montaje sin herramientas del sistema de zócalo