Los detalles marcan la diferencia. Y sino que se lo digan al nuevo coche eléctrico de dos plazas  y con autonomía de 100km Rinspeed Oasisque incorpora diversas sorpresas en su interior. Se trata de un coche de ciudad inteligente que entre sus características ecofriendly se encuentra la de tener un jardín dentro.

Sí, tal y como suena.  El coche Rinspeed Oasis, que hará su aparición en público en el CES Las Vegas (del 4 al 7 de enero) ha  dado origen al concepto de horticultura urbana móvil gracias al pequeño jardín que incorpora en el parabrisas trasero. Y es que la filosofía que envuelve a este coche de generosas dimensiones es la de convertirse en “un vagabundo que deambula por la jungla urbana”, tal y como han explicado sus creadores.

No obstante, este coche eléctrico no sólo esconde un jardín en su interior, sino muchas otras delicias como el parabrisas, que sirve como una pantalla de realidad virtual aumentada. Un vehículo tan inteligente y moderno que utiliza incluso una proyección láser holográfica de WayRay para que la  superficie de visión en la pantalla principal sea mayor.

El coche alemán incorpora además, una pantalla panorámica curvada de 5K, que se encuentra en la parte delantera y que permite interactuar con el sistema tecnológico inteligente Harman livs,  a través de la voz.  Este sistema puede llegar a informarnos de estado de las carreteras, del tiempo, si llegamos a tiempo a coger un vuelo previsto e incluso si ese vuelo se retrasa o no. La gestión interna del coche también viene controlada por Harman Livs, ya que podemos adecuar las luces o la temperatura del coche por monitor de voz. 

El coche-casa inteligente

Las luces, como no, también cuentan con una alta calidad y eficiencia energética. Y es que el encargado de fabricar las luces delanteras Led y los dos proyectores que se encuentran en el marco frontal es, ni más ni menos que Osram. La  iluminación ambiental interior del techo se debe al trabajo de Forster Rohner, que también es el encargado de fabricar las luces de lectura del Rinspeed.

El volante ZF se puede plegar y  transformarse en una mesilla para escribir o colocar el teclado. No mientras se conduce, por supuesto, pero es que el Rinspeed Oasis tiene la pretensión de ser un coche-casa.  De esta manera se puede convertir en una oficina móvil autónoma con conexión Skype y traducción simultánea. Se convierte por tanto, en un coche de empresa ideal.

Además, través de la cabina del piloto se pueden leer y compartir las noticias o la información de las redes sociales.  y se comparten en los canales sociales en la cabina del piloto. En la columna de dirección hay integrado un toque vintage, un reloj mecánico de Carl F. Bucherer.

Pero el sistema de dirección ZF no sólo es útil en términos de comodidad, sino que las ruedas permiten una gran maniobrabilidad en espacios reducidos gracias a que pueden girar hasta 70 grados.

COMPARTIR