Las alternativas para combatir la pobreza energética que por desgracia está ahogando a nuestro país, son cada vez más variopintas. La comercializadora Alterna, por ejemplo, ofrece la posibilidad de redondear las facturas de la luz para que esos cinco de millones de personas que aseguran ser pobres energéticamente, mejoren sus condiciones económicas.

Esta nueva vacuna contra la pobreza energética ha sido desarrollada por la joven Alterna y la ONG Redondando, un proyecto social que ofrece un canal alternativo de financiación para proyectos de alto impacto local. Se trata, en concreto de “una nueva forma de solidaridad”, a través del redondeo de facturas con un máximo de diez céntimos por donación, según se explica en la página web.

Adiós, pobreza energética

Alterna nació ya con un fuerte carácter social, puesto que sus fundadores, tres jóvenes emprendedores, la presentaron como la alternativa para las personas que demandan más información y claridad en el sector de la energía. Por eso, al iniciar este proyecto con Redondando, han conseguido propulsar un cambio social: agrupar los céntimos que a veces hasta molestan en la cartera recaudar con ello dinero para aplicar  por primera vez en el sector de la energía este tipo de financiación.

Proyectos de la misma índole ya han tenido éxito en Francia, Alemania y Reino Unido, llegando a  recaudar más de 1 millón de euros anuales. Y el triunfo de estas iniciativas está en algo tan simple como que, por ejemplo, 10 céntimos de redondeo sirven para dar a un hogar con pobreza energética 15 minutos de luz o 30 minutos de calefacción.

Las primeras donaciones se destinarán a  dos proyectos.Uno desarrollado por la Fundación Tomillo de Madrid; “Barrios Sostenibles” l que se pretenden mejorar las instalaciones de las viviendas, para conseguir el ahorro de entre 400 y 500 euros anuales. El segundo, desarrollado por ACA en Azuqueca de Henares pretende ofrecer recursos que necesitanlos hogares en situación de vulnerabilidad energética.