El proyecto ha creado una planta piloto en Manresa y Orís donde se usa una innovadora técnica para tratar los lixiviados generados por desechos.

El Parque Ambiental de Bufalvent, en Manresa, y el municipio de Orís, son los lugares que albergan una planta de tratamiento de residuos reutilizando membranas de plantas desalinizadoras para el tratamiento de lixiviados (líquidos residuales, normalmente tóxicos, generados por filtración). Mediante una técnica innovadora se transforma en un recurso reutilizable a la vez que se reduce el volumen de residuos enviados al vertedero y el coste asociado a su tratamiento.

Esta planta, es una de las fases del proyecto Life+ Releach, cofinanciado por la Unión Europea con el objetivo de innovar en el tratamiento y la gestión de residuos y, a la vez, promover la conciencia social del impacto que conlleva su generación. En Cataluña el proyecto está liderado por el centro tecnológico Eurecat-CTM y cuenta con la participación del Consorcio del Bages para la Gestión de Residuos, la Agencia de Residuos de Cataluña y las empresas TYPSA y Protecmed.

Relacionado:  Platoon: el proyecto europeo de optimización de redes eléctricas que cuenta con una empresa española

El proyecto comenzó en 2014 y tiene una duración de cuatro años en los que desarrollar nuevas tecnologías de tratamiento de residuos que reduzcan el impacto ambiental y los costes asociados al tratamiento y que pueda ser exportada a otros vertederos. Actualmente existen diferentes alternativas de tratamiento dependiendo de la naturaleza de los residuos depositados y del grado de envejecimiento del lixiviado. Sin embargo, todas requieren un elevado consumo energético y de reactivos químicos, provocando un impacto ambiental y económico importante.

416_1sugarbeet_field_copy1

Fuente: https://www.esmartcity.es/