El 23% de los hogares de la ciudad de Valencia sufren pobreza energética, según informa la Universitat Politécnica a través de un informe encargado por el ayuntamiento. Esa cifra refleja los hogares en los que una vez pagada la factura energética su capacidad económica queda por debajo de la renta mínima, señaló Jordi Peris, concejal y teniente de alcalde. Los distritos más afectados por esta situación son Poblats del Nord, Poblats de l’Oest y Algirós.

Asimismo, casi un 33% de los vecinos de la ciudad aseguran que sienten mucho o bastante frío en invierno y mucho o bastante calor en verano debido a la climatización de su vivienda o la falta de capacidad para pagar la factura. El estudio se ha realizado mediante 600 entrevistas y datos estadísticos.

Además del diagnóstico geográfico, el estudio delimita también las causas de la pobreza energética, tanto de los factores internos del hogar como de los factores externos vinculados al modelo energético. Entre ellos, la escasa capacidad de pago de la ciudadanía, la baja eficiencia energética de la vivienda y de los electrodomésticos, el denominado analfabetismo energético, la facilidad de desconexión energética, la baja flexibilidad para pasar a un mejor servicio energético y, por supuesto, las situaciones de desempleo o bajos sueldos de las personas.

Relacionado:  Schneider Electric nombra a Jesús Manuel Ríos Vicepresidente de Energía en España y Portugal

Valencia es la primera ciudad de España en disponer de este estudio y prácticamente la segunda de Europa (únicamente Edimburgo realizó un diagnóstico similar el año pasado).

sinluz