La perovskita se está convirtiendo en la reina de la energía solar. ¿Perovs.. qué? Perovskita, un material mucho más barato de obtener y de utilizar que el silicio utilizado para fabricar las células solares básicas actuales. Siendo conscientes del potencial de este material, Oxford Photovoltaics, uno de los principales fabricantes ingleses pioneros en energía solar, ha decidido comprar a Bosch Solar una de sus plantas en Alemania para convertirla en una fábrica piloto de obleas de perovskita.

Se trata, en concreto, de la antigua fábrica de Brandenburgo, donde Bosch Solar producía paneles fotovoltaicos. Oxford PV ha decidido invertir en Alemania para desarrollar células de esta tecnología porque, según la compañía británica: ” tiene el potencial de mejorar radicalmente la eficiencia solar fotovoltaica y responder a la demanda energética mundial del futuro”.

El futuro es la perovskita

El objetivo de Oxford PV es, simplemente,  desarrollar y comercializar las delgadas, baratas y eficaces células solares de perovskita, que pueden ser imprimidas directamente en las células de silicio na, de cristal o en células CIGS. Además, cabe destacar que una de las mayores ventajas de este material no es sólo sus bajos costes, sino que es capaz  de llegar a cubrir la energía eléctrica de un edificio directamente desde la luz solar.

Relacionado:  4 nuevos webinarios del analizador portátil MYeBOX®
Fuente: ecosiglos
Fuente: ecosiglos

Oxford PV viaja a Alemania

Para poder dispersar esta innovadora tecnología a nivel mundial, la empresa ha invertido 8,7 millones de libras  en la planta alemana de Bosch Solar, porque cree, según aseguró el CEO de Oxford PV, Frank Averdung, que ésta permitirá implantar rápidamente en el mercado este transgresor y nuevo modelo de producción solar.

El motivo principal por el que la compañía ha apostado por la fábrica de Branderburgo es que “sus instalaciones son de primera clase y disponemos de una inmediata y experimentada mano de obra local altamente cualificada”, según afirmó el director general de Oxford PV. Por tanto, dentro de unos menos la fábrica estará en funcionamiento gracias a la colaboración entre el equipo de Branderburgo y el de Inglaterra.

Tanto revuelo tiene, sin embargo, una explicación. Y es que Oxford PV cree haber encontrado el material del futuro de la energía solar., Más barato, más duradero y más fácil de utilizar. La perovskita, aunque se conoce desde hace años, está empezando a dar de qué hablar, y parece que va para largo.

 

COMPARTIR