Ya es más barato generar electricidad con el sol o el viento (en campos fotovoltaicos o en parques eólicos) que hacerlo quemando carbón o gas natural en centrales térmoeléctricas. Es más, la brecha va a seguir creciendo de aquí a 2020, según asegura un estudio que acaba de publicar Carbon Tracker, think tank sin ánimo de lucro especializado en el análisis de mercados energéticos y en asesoría para inversores.

Carbon Tracker acaba de publicar un informe -titulado «End of the load for coal and gas?»- en el que compara los costes de generación de cuatro instalaciones de producción de electricidad: un parque eólico, un campo solar fotovoltaico, una central térmica de carbón y una central de gas. O sea, que Carbon Tracker ha querido saber cuánto cuesta hoy producir un kilovatio hora eléctrico (también estima cuánto costará en 2020) en cada una de esas instalaciones, que tienen unos costes de inversión determinados (para su ejecución y puesta en marcha) y unos costes de operación y mantenimiento también determinados.

Este think tank presenta tres escenarios: Año 2016 Previsto (o sea, lo que los analistas estimaron años atrás que estaría sucediendo ahora), Año 2016 Actualizado (es decir, un escenario-foto, que tiene en cuenta los últimos datos recabados y, así mismo, los hallazgos en materia de análisis de mercados energéticos) y Año 2020 2ºC (en el que las decisiones de inversión se tomarían en un marco de tendencia clara hacia la descarbonización de la economía global, descarbonización cuyo objetivo es evitar que la temperatura media global suba dos grados Celsius).

Relacionado:  Las ventajas de usar Montack XPress Cinta de Montaje

Pues bien, según Carbon Tracker, «End of the load for coal and gas?» muestra que la reducción del número de horas en funcionamiento y del nivel de carga al que operan durante esas horas las centrales de carbón y gas, por una parte, y el previsible acortamiento de la vida útil de estas instalaciones (en un mundo en imparable proceso de descarbonización), por otra, son factores clave a la hora de calcular el Coste Nivelado de la Energía (Levelized Cost of Energy, LCOE), factores que, sin embargo, hasta la fecha, han sido muy poco tenidos en cuenta por muchos estudios.

Carbon Tracker, sin embargo, sí los ha tenido en cuenta, como también ha tenido muy presentes otros dos factores que colocan a las tecnologías renovables -según este think tank- en una situación de ventaja sobre sus competidoras fósiles. Uno: el coste del capital (más bajo en el caso de las energías limpias). Y dos: la reducción de costes de las tecnologías renovables más avanzadas, la solar fotovoltaica (FV) y la eólica.