La luz solar es un bien común. Una afirmación lógica, puesto que todos disfrutamos, en menor o en mayor medida, de los rayos del sol  independientemente de donde estemos. Sin embargo, no todo el mundo tiene los recursos para transformarla en energía utilizable para nuestro día a día. No obstante, parece que esto va a cambiar gracias al nacimiento de  SULI LAMP: la lámpara solar más versátil del mundo.

SULI-lab

Esta lámpara solar es al fin y al cabo un proyecto que permite  que se democratice el acceso a la energía. La responsable de esta revolución social es la empresa chilena Suli Lab, que con esta lamparilla solar  permite que  a través del  pequeño y portátil artilugio millones de personas que no tienen acceso a la electricidad puedan utilizar la energía procedente de los recursos naturales.

Bajar el sol y moldearlo

SULI es hoy en día, la lamparilla solar más versátil del mundo. Y es que los números accesorios  hechos con  impresoras 3D  permiten que este módulo que se alimenta de energía solar pueda iluminar tu casa, tu trabajo, tu bicicleta, y en definitiva, tu vida. 

 

¿Cómo funciona?

SULI cuenta con una luz cálida y una luz Led de alto brillo ( 25 lúmenes) que puede durar hasta 50 horas gracias a tres baterías NiMH recargables. Cargara es además rápido y fácil, ya que se carga únicamente en ocho horas continuas en contacto directo con la luz solar. Además, la lámpara de elegante y cómodo diseño está preparada para permanecer en exteriores, ya que cuenta con 5 programas de luz para diferentes aplicaciones.

Suli-lamp_02

Luz solidaria

Los creadores de este proyecto; el ingeniero comercial Cristián O´Ryan, la arquitecta Ximena Muñoz, el publicista Matías Casanova y la diseñadora industrial Macarena Pola tienen claro que SULI LAMP «es el principio del camino que lleva a masificar el uso de las energías renovables en la vida cotidiana y dignificar la vida de las personas a través de una buena luz».

La empresa chilena, de hecho, ha realizado recientemente una alianza con la ONG America Solidaria, que apoya el desarrollo en las zonas con menos recursos del continente a través de proyectos educativos, sanitarios y de desarrollo económico. La Asociación Chilena de Energías Renovables también ha apoyado este proyecto que genera energía sostenible y contribuye a un ambiente más limpio.

Relacionado:  Simon colabora en la rehabilitación de viviendas en el edificio Casa Bloc

 

 

COMPARTIR