Iberdrola obtuvo un beneficio neto de 1.456,7 millones de euros hasta junio, un 3,3% menos que en el mismo periodo de 2015 cuando registró extraordinarios, y encara la segunda mitad del año con la previsión de que el beneficio anual crezca a hasta el 10 %.

Según las cuentas comunicadas por la eléctrica a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), sin los extraordinarios -220 millones por temas fiscales- el beneficio neto aumentaría un 13,9 % impulsado por la buena evolución operativa de los negocios y la reducción del gasto financiero, que cayó un 30,3 %.

torre-iberdrola-bilbao