“Preguntarle a un diseñador qué es el triunfo es complicado, porque el triunfo es relativo”. Salvi Plaja es el director de diseño de la firma española de soluciones de control de la luz Simon. Pero aunque su cargo directivo es el que le ha llevado a participar en la exposición de interruptores Interfaces, una cosa tiene muy clara, y es que el éxito de esta muestra artística que conmemora los 100 años de Simon no es gracias a “un sólo diseñador, sino a una buena gestión del diseño”.

image001

Con la exposición Interfaces, no sólo se muestra un recorrido por la historia del interruptor, sino que nos invita a reflexionar sobre las cosas que nos rodean y que aunque a veces pasen desapercibidas son imprescindibles en nuestro día a día. “El interruptor es lo último que se toca al irse a dormir y lo primero que se toca al despertarse”. Y es que Simon, con esta idea en mente, ha apostado por el nombre “Interfaces”, para que “dejemos de pensar que un interruptor sólo enciende y apaga una luz, y empecemos a pensar en él como un puente que nos permite comunicarnos con la casa y con el mundo digital”.

simon_centenario

Para los diseñadores de Simon, creadores de la nueva propuesta Simon 100, la diferencia entre interruptores e interfaces es que “con las interfaces lo importante no es tanto el interruptor o el marco sino la experiencia del usuario”. La exposición, por tanto, está pensada para que los visitantes toquen, toquen la superficie, y sean partícipes de lo que el diseñador industrial define como “ la interacción entre máquina y hombre”.

con las interfaces lo importante no es tanto el  interruptor o el marco sino la experiencia del usuario”.

Es esta conexión la que hace, al fin y al cabo, que los diseños de Simon, estén pensados para ser funcionales y satisfagan las necesidades de los usuarios. No obstante, según Salvi Plaja, lo primordial es que sean productos de calidad. ¿Y qué es lo que otorga calidad? El equipo de Simon tiene la respuesta: “y  es que para que un producto sea bueno no sólo ha de cumplir su misión, sino que tiene que ser atemporal (durar en el tiempo), tiene que estar cuidado hasta el último detalle y sobre todo, tiene que ser simple y honesto, o en otras palabras; lo que ves tiene que ver con lo que es”

Quizás por este motivo, Simon, la empresa fabricante líder en el mercado de material eléctrico y electrónico ha decidido desnudarse totalmente en la celebración de su centenario, en la exposición Interfaces, que se puede visitar hasta el 30 de julio en Barcelona y que se trasladará posteriormente en octubre en el Centro Cultural Conde Duque de Madrid.

¿Quieres estar al día de todos los eventos que #Simon organiza para celebrar su centenario? ¡Entra en www.simoncentenario.es o AQUÍ!