CE592_Junkers_Dia_del_PlanetaEn línea con sus actuaciones medioambientales, Junkers se ha unido a la celebración del Día de la Tierra, el 22 de abril, que este año ha tenido como lema ‘Los árboles para la Tierra‘. La efeméride persigue promocionar la siembra de árboles como medida para combatir el cambio climático. Concretamente, el objetivo que se ha propuesto la ONU es lograr 7,8 millones de árboles plantados en cinco años.

El Día de la Tierra se estableció el 22 de abril coincidiendo con la firma del Acuerdo de París sobre el cambio climático, que tuvo lugar en la sede de la ONU de Nueva York en 1970. El objetivo de esta fecha concienciar a la población y despertar su interés sobre la importancia del cuidado del medioambiente y la gravedad del cambio climático.

Aprovechando este día, y en línea con la meta establecida, Junkers anima a difundir el mensaje sobre la interdependencia de los seres humanos con el resto de especies y nuestro planeta, revindicando el papel de los árboles y resaltando el efecto beneficioso que tienen en el planeta Tierra. «La Tierra es nuestro hogar y el del resto de seres vivos, por lo que es imprescindible que entre todos logremos un equilibrio entre las necesidades sociales, ambientales y económicas para asegurar el futuro en armonía con la naturaleza y el planeta», argumenta la marca de la división Bosch Termotecnia. «Si hay un ser vivo arraigado a la madre tierra son los árboles. Ellos son los verdaderos protagonistas, porque a pesar de que muchas veces pasamos por alto su presencia, lo cierto es que ayudan a combatir el cambio climático», concluye.

Relacionado:  La fiabilidad y durabilidad marcan la Campaña de Verano 2016 de Mitsubishi Electric

Según las estimaciones de la Fundación Más Árboles, en función de variables como el emplazamiento, la especie de árbol o el tipo de tierra sobre el que se planta, el coste por árbol plantado es de aproximadamente 14 euros. Con este mínimo desembolso es posible ayudar a combatir el cambio climático a través de una mayor absorción de CO2, contribuir a limpiar el aire, proporcionar oxígeno o fomentar el ahorro de energía y agua, entre otros.

Gracias a la fotosíntesis absorben el CO2 de la atmósfera y lo convierten en oxígeno limpio. Por ejemplo, en un año 5000 metros cuadrados de árboles limpian el CO2 producido por un coche después de circular más de 40.000 kilómetros. Además, los árboles consiguen absorber olores y gases contaminantes, cómo óxidos de nitrógeno, amoníaco, dióxido de azufre y ozono, así sus partículas sirviendo de filtro de aire con sus hojas y corteza.

Junkers quiere impulsar la plantación de árboles contribuyendo así a obtener un planeta más sostenible. Además, la marca favorece este último propósito a través de sus soluciones innovadoras, eficientes y cuidadosas con el medio ambiente.