Isover fue la protagonista en la inauguración de la planta solar más grande del mundo, situada en Ovarzazate (Marruecos). Y es que la compañía   ha suministraado 210.000 m 2 de aislamiento al proyecto construido por Acciona, Sever y Aries.

La fase inicial de la planta,  bautizada como Noor I,  cuenta con 450 hectáreas, 160 megavatios de capacidad y hasta 3 horas de almacenamiento de energía, lo que garantiza suministro continuo  a  más de 135.000 hogares. El Rey Mohamed VI, que acudió al acto de apertura junto con el ministro Español de Asuntos Exteriores José Manuel García- Margallo y la ministra francesas de ecología Segoléve Royal, inauguró la que es la planta solar más grande del mundo.  Durante el evento se hizo hincapié en que el proyecto es fruto del Plan de renovables fijado por Marruecos para 2030.

20160222-isover-marruecos-planta-solar-noor

El Gobierno marroquí  prevé que la planta, una vez construidas la segunda y la tercera fase (Noor II y Noor III), llegue a evitar la emisión de 2,9 millones de toneladas de Co2 en los próximos 10 años.  De esta manera  se alcanzaría el objetivo de que el  52% del consumo provenga de energía limpia, tanto eólica, como solar e hidroeléctrica.

Relacionado:  La energía solar de auto consumo se podrá revender gracias a la tecnología Blockchain

Para que lograr esta reducción de la  contaminación, Isover  no sólo dotará aislamiento, sino también proporcionará soluciones de coquilla Tech Pipe Section MT 4.1 y manta armada de lana de roca térmica TECH Wired Mat MT, flexible, ligera y útil tanto para el campo solar como para la isla de potencia.

 

COMPARTIR